El pasado 26 de septiembre, Confilegal publicó “La Corte Hispano Marroquí subraya la importancia del arbitraje como solución a los conflictos empresariales“, este artículo daba protagonismo al desarrollo y evolución de la Corte Hispano Marroquí, pero haciendo hincapié en la necesaria seguridad jurídica para hacer negocios, ya sea en Marruecos o en otro país del mundo.

El trabajo invertido desde la Corte de Arbitraje Hispano Marroquí durante los últimos diez años, para fomentar el uso del arbitraje en las relaciones comerciales hispano-marroquíes, ha sido un esfuerzo paralelo al de diseñar un procedimiento flexible y adaptado a las verdaderas necesidades de las empresas. Un arbitraje donde el árbitro tiene más potestad, y donde se han incluido medidas como, por ejemplo, el árbitro de emergencia. ¿El objetivo? Otorgar la mejor opción a las compañías que buscan seguridad jurídica para sus inversiones.

Concienciación empresarial de la efectividad del arbitraje

Lograr que las empresas vean la efectividad de incluir en los contratos una cláusula de arbitraje de una institución que ofrece todas las garantías significa, además de vencer el temor de invertir en el exterior, conseguir una mayor inmediatez en el procedimiento arbitral.

las empresas necesitan contar con herramientas alternativas que faciliten su actividad comercial, y una de ellas es el arbitraje

Que la jornada organizada en Casablanca tuviera la aceptación que tuvo se traduce en la necesidad de las empresas de contar con herramientas alternativas que faciliten su actividad comercial, y una de ellas es el arbitraje cuyos laudos, generalmente, se ejecutan sin problemas en los 157 países firmantes de la Convención de Nueva York.

En el referido artículo publicado en Confilegal también hacía referencia a las conocidas como cláusulas “Med-Arb”, es decir, cuando el procedimiento pasa, previo al arbitraje, por una mediación. Y en ocasiones funciona, primordialmente en cuando las partes están predispuestas, sin embargo las diferencias entre ambos métodos son fundamentales. De ahí lo esencial de la formación con el fin de otorgar conocimiento a las empresas para disponer de la mejor opción en sus contratos, en el caso de que puedan verse obligadas a resolver un posible conflicto.

Otra de las ideas lanzadas en el artículo de referencia para esta entrada es que a mayor conocimiento práctico del arbitraje por parte de empresas y de abogados, mayor crecimiento de las relaciones comerciales entre diferentes países.

a mayor conocimiento práctico del arbitraje, mayor crecimiento de las relaciones comerciales entre diferentes países

Se trata, de nuevo, de una cuestión de confianza y de seguridad ligada a la formación-información y a la derrota del temor a lo desconocido. La consecuencia de un mejor conocimiento es el buen uso de la herramienta y, por lo tanto, una mayor rapidez ante la resolución del conflicto.

Los datos comerciales registrados España y Marruecos subrayan el buen entendimiento existente entre ambos países en el plano comercial, y el arbitraje es el cómplice perfecto para que estos intercambios se mantengan e, incluso, aumenten.

 

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *